Stanton Williams » Nuestra arquitectura se basa en la presencia humana, es humanista»

0

Entrevista realizada al equipo de arquitectos Stanton Williams, con motivo de la publicación de sus obras en el nº 24 de la revista En Blanco

P: Quisiéramos comenzar esta entrevista reflexionando sobre qué hemos aprendido de Stanton Williams a raíz de las sesiones que hemos tenido con cada uno de vosotros, como lideres del estudio y directores de los proyectos que se muestran en este número monográfico de EN BLANCO. De nuestras conversaciones emerge con fuerza vuestra cohesiva colaboración y una estrecha alineación en vuestro enfoque proyectual.
¿Podrían decirnos, en pocas palabras, qué caracteriza a Stanton Williams?
¿Qué consideráis distintivo de vuestra práctica y vuestro trabajo?

Stantons Williams. The Simon Sainsbury Centre. Cambridge

Stantons Williams. The Simon Sainsbury Centre. Cambridge

Stanton Williams: Diseñamos para edificar. El acto existencial de construir es esencial para nosotros. Afrontamos el ‘problema’ de construir, desafiando las restricciones y exigencias del ‘contexto’ que provocan una respuesta creativa. Nuestro trabajo continuamente busca explorar y revelar las cualidades, a veces ocultas, de un contexto físico, del paisaje, de la construcción, y de los requisitos del proyecto, a través de la manipulación de la luz, la forma, el espacio y los materiales que pueden elevar de manera potencial el modesto acto de construir al nivel de una intensa experiencia arquitectónica.

Hacemos hincapié en la presencia y la realidad de la arquitectura; no solo en la complejidad y el desafío de su producción, sino en el poder y el efecto de la interacción física y emocional con el edificio. Valoramos la búsqueda de la solidez, la permanencia, la artesanía y el material físico que son más, en lugar de menos, relevantes en el contexto de una cultura de rápidos cambios tecnológicos, inundada por metáforas visuales y sucesivas modas. No estamos interesados en el estilo; nuestro esfuerzo está dirigido a capturar la esencia, las cualidades de una situación, un espacio.
Aunque como arquitectos hacemos forma, habitualmente nos centramos en los espacios que se pueden ocupar (interiores, pero también espacios urbanos y no tanto en los ‘objetos’. Este es un rasgo que nos diferencia del actual debate que, con frecuencia, sigue centrado en la creación de formas. Nuestra arquitectura se basa en la presencia humana, es humanista. Diseñamos edificios en torno a la experiencia de sus ocupantes. El impacto físico, tangible y emocional de los lugares en individuos y comunidades; la forma en que los edificios y las ciudades permiten la vida individual y comunitaria y promueven la interacción social.

Stantons Williams. Central Saint Martins. Londres

Stantons Williams. Central Saint Martins. Londres

P: Habéis trabajado en muchos contextos diferentes, desde los paisajes bucólicos del Sainsbury Laboratory y Britten-Pears hasta los ajustados enclaves urbanos de Central Saint Martins y el Musée D’Arts de Nantes ¿Podríais describir cómo la especificidad contextual influye en vuestro trabajo?

Stanton Williams: Nuestra aproximación a la arquitectura siempre ha estado influenciada por su contexto, ya sea dentro del paisaje o del entorno urbano. No vemos la arquitectura como una creación de objetos, o un ejercicio aislado consistente en la captura del espacio dentro de una envolvente externa que podría convertirse en una fachada expresiva. Estamos interesados en los espacios existentes entre edificios; para nosotros esta interfaz efectiva entre nuestra intervención y los edificios circundantes, la ciudad, tiene tanta importancia como el espacio interno que hemos creado. Es una oportunidad para arraigar nuestra arquitectura en su contexto a través de la creación de espacios públicos: un acto de generosidad hacia la ciudad.

Nos interesa la forma en que la ciudad se ha desarrollado a lo largo del tiempo, la compleja estratificación de las intervenciones históricas y, a menudo, las relaciones íntimas que los edificios pueden tener entre sí y con las calles y los espacios públicos que dan vida a la ciudad.

Citando a Aldo Rossi, la ciudad debe ser estudiada y apreciada como algo construido a lo largo del tiempo.

Son los artefactos urbanos los que resisten y registran el paso del tiempo. Como resultado, se debe valorar el hilo histórico de la ciudad, puesto que personifica el pasado y configura una parte vital de nuestra memoria colectiva.

Stantons Williams. The Sainsbury Laboratory

Stantons Williams. The Sainsbury Laboratory

P: Nuestras conversaciones acerca de los inicios de vuestros proyectos nos han permitido comprender mejor vuestro pensamiento común acerca del diseño. Al describir vuestro enfoque conceptual, con frecuencia utilizáis palabras que describen procesos como esculpir, tallar, doblar y superponer. También soléis referiros al trabajo de Eduardo Chillida y Richard Serra. ¿Podríais decirnos más detalles sobre vuestro proceso creativo y vuestra fascinación por las prácticas y estéticas escultóricas?

Stanton Williams: Nos inspira, y compartimos, el carácter físico del trabajo de los escultores. La producción de la arquitectura es arquitectura es (o debería ser) una experiencia física: ‘plegar, curvar, cortar, enlucir, fundir, alisar, etc.” parafraseando las palabras de Richard Serra.

Lamentamos el distanciamiento entre el diseño y la experiencia directa de la fabricación, provocado por la excesiva gestión del proceso constructivo y la informatización de los procesos de diseño.

Nos interesa la forma en que los artistas desafían nuestra percepción del espacio y la materialidad. También estamos interesados en su metodología, los medios que utilizan para explorar ideas y conceptos abstractos y físicos a través de las dimensiones. Específicamente, su enfoque único en revelar la esencia de la percepción espacial: la interacción entre el vacío, la masa y la luz, a menudo, tiene gran sintonía con la forma en que trabajamos y lo que queremos lograr como arquitectos.
Durante el proceso de diseño conceptual, con frecuencia hablamos sobre cómo el espacio puede ser ‘tallado o capturado’. ‘Tallado’ en el sentido en el que Miguel Ángel concibió y creó sus esculturas a partir de bloques de piedra, en oposición al enfoque de Leonardo da Vinci (demostrado en sus dibujos para iglesias centralizadas) donde el posicionamiento de los muros define la forma y ‘captura’ los espacios.
Alentamos la creación de maquetas físicas y bocetos a mano junto con las herramientas digitales más productivas. Al producir maquetas o al hacer bocetos, ‘la mano piensa’. Generar cosas físicas es la experiencia más próxima de experimentar la naturaleza física del edificio final. Las maquetas también nos permiten visualizar edificios de una manera tangible, que puede compartirse colaborativamente, dentro del estudio y, externamente, con clientes y otras partes interesadas. Este enfoque colaborativo es esencial -comprender que la arquitectura no surge de la mente de una sola persona creativa. Intentamos hacer espacio para permitir que surjan las mejores ideas y estrategias proyectuales a través del debate sobre la evolución del diseño, apoyando este debate con un rigor intelectual que evalúa los desarrollos intuitivos frente a la claridad de los enfoques conceptuales y prácticos.

Stantons Williams. Hackney Marshes Center

Stantons Williams. Hackney Marshes Center

P: Vosotros mencionáis a menudo una serie de antecedentes arquitectónicos como por ejemplo los trabajos de Louis Kahn y de Carlo Scarpa. ¿Podríais decirnos algo más acerca de cómo estas referencias fundamentales han influenciado de manera específica vuestros proyectos? Y ¿es posible que haya otras referencias menos conocidas o más teóricas en las cuales os hayáis inspirado?

Stanton Williams: Lo interesante es que todos compartimos intereses y referencias comunes, pero también aportamos experiencias individuales en la búsqueda de un objetivo similar.
Hay arquitectos que, en su trabajo, han tratado de enriquecer los principios del modernismo con un interés en el arte de construir, con un fuerte sentido de la materialidad y trabajando la continuidad de las tradiciones arquitectónicas y constructivas del pasado. Kahn y Scarpa, de diferente manera, ejemplifican estos temas.

Kahn es el maestro de la forma disciplinada (a menudo monumental); sin embargo, sus edificios son profundamente humanos.

Esta es la lección que debemos aprender: cómo hacer una arquitectura poderosa que acoja la presencia humana. Mencionamos a Scarpa cuando estamos verdaderamente al nivel de los detalles: cómo se entrelazan los materiales, cómo se sienten y cómo se articulan. Scarpa es el maestro “joyero arquitectónico” cuyas movidas creativas, frecuentemente laterales y aparentemente perversas, a veces nos sorprenden.

Hay otras referencias e inspiraciones que podrían mencionarse dentro de la “Otra Tradición” del modernismo como Sigurd Lewerentz y los primeros trabajos de Sverre Fehn, Peter Zumthor y Luigi Snozzi, puesto que comparten una pasión por la experimentación espacial y material y la relación entre la arquitectura y el lugar.
Muchas de nuestras referencias no provienen de la arquitectura contemporánea. Los edificios antiguos, las iglesias excavadas en la roca de Etiopía, las canteras y los paisajes, son fuentes de inspiración. Con frecuencia, recurrimos a estos ejemplos por sus cualidades esculturales y monolíticas: la identificación unitaria de la forma, el material y la estructura; un sentido de permanencia y arraigo con el paisaje. Estas son cualidades que son difíciles de lograr en los métodos de construcción contemporáneos, pero que a menudo forman parte de nuestras intenciones de diseño.
Hay una amplia gama de textos relacionados con la fenomenología, los cuales se superponen con nuestros propios intereses en la relación física y emocional entre lugares y personas. No nos basamos directamente en este enfoque teórico, pero ciertos escritores, -Gaston Bachelard y Juhani Pallasmaa exploran temas similares relacionados con el espacio multisensorial y proporcionan puntos de referencia.

Stantons Williams. Museo de Arte de Nantes. Francia

Stantons Williams. Museo de Arte de Nantes. Francia

P: Vuestro interés en la yuxtaposición y el diálogo entre los materiales ha surgido de forma destacada en nuestras conversaciones, lo que nos ha llevado a titular nuestra introducción a vuestro trabajo como ‘Tectónicas de la Proximidad’? ¿Podríais profundizar en la relevancia de esta definición en relación con vuestro enfoque y en cómo la materialidad y la fenomenología se relacionan en vuestros proyectos?

Stanton Williams: ‘Tectónicas de la Proximidad’ expresa la importancia de la experiencia corporal directa de la arquitectura: forma y estructura arquitectónica llevadas a un ámbito más íntimo de la percepción humana.

El enfoque de nuestro trabajo en la experiencia humana del espacio y su impacto en los individuos coincide con los intereses de los pensadores en la fenomenología.

Juhani Pallasmaa ha escrito extensamente sobre la cuestión de una interpretación ‘táctil’ de la arquitectura. Compartimos sus puntos de vista sobre la ‘slow architecture’ y la primacía del tacto sobre la visión, y nos desagrada la obsesión actual con la ‘lluvia de imágenes’ y la ‘imagen icónica’. Los edificios deben experimentarse físicamente, no solo visualmente, a través de todos los sentidos: en última instancia, debemos ser capaces de poder tocar los materiales
sí mismos.
Estamos interesados en la forma en que las personas se relacionan físicamente con su entorno construido. Nuestros edificios fomentan este compromiso mediante el uso de materiales que son ‘humanos’; aquellos que toman una pátina, se desgastan bien y mejoran con el tiempo y con el contacto físico. Usamos contrastes para provocar respuestas emocionales.
Con frecuencia, yuxtaponemos materiales más crudos con otros más refinados (hormigón / acero) y exploramos la unión entre los dos, buscando expresar sus cualidades intrínsecas y la interpretación del proceso de construcción.
No se trata solo de los materiales en estado puro, sino también de la forma en que pueden tratarse o modelarse para expresar cualidades diferentes, a veces opuestas; la piedra o el hormigón, por ejemplo, pueden tratarse como materiales lisos o rugosos, pulidos o texturizados.

 Stantons Williams. Britten- Pears Archive. Aldeburgh

Stantons Williams. Britten- Pears Archive. Aldeburgh

P: En relación con el tema de esta publicación, nos gustaría preguntarles acerca de la importancia tanto física como conceptual conferida al hormigón en sus proyectos.
¿Podríais explicar su relación con este material y cómo encaja dentro de vuestra filosofía de trabajo?

Stanton Williams: Vemos el hormigón esencialmente como un material plástico. Su plasticidad significa que se puede modelar para contener y estructurar el espacio. Aunque conceptualmente podríamos pensar que es un material “tallado”, la realidad es que se trata de un líquido que se moldea, del mismo modo en que un escultor podría producir un molde de bronce a partir de una forma tallada.
El hormigón permite experimentación espacial más allá de las limitaciones de materiales tradicionales como la piedra, el acero o la madera. Estos materiales están limitados por sus propiedades físicas y la forma en que se pueden ensamblar. El hormigón oculta dentro de su masa las tensiones y contracciones físicas, lo que nos permite centrarnos esencialmente en la calidad del espacio que enmarca y encierra. Este material ofrece una expresión muy tangible relacionada con la idea que la arquitectura proporciona un marco o escenario para la actividad humana; la solidez del material crea una interacción entre un sentido de permanencia y los aspectos más temporales de la actividad y la cultura humanas.

Las actividades se “basan” en su marco físico, creando un sentido del lugar tangible y físico.
Otro atributo del hormigón es que puede interactuar con otros materiales. De ese modo, el hormigón toma una forma ósea donde otros materiales se colocan en capas sobre o dentro de él. En Britten Pears, la armadura de hormigón se pliega a través del edificio, trabajando junto con ladrillos y revestimientos de madera. En el Sainsbury Laboratory, el hormigón forma estratos intercalados con capas de piedra. En cercanía, el hormigón puede parecer extraño o, en el mejor de los casos, neutral. Exploramos sus cualidades similares a la piedra con colores y aditivos para darle calidez y carácter.

En un nivel más pragmático, la longevidad del hormigón arquitectónico contribuye a la ambición de crear edificios sostenibles que sean de “larga vida – holgados”. Tales edificios son realmente sostenibles y exhiben características que han permitido que la arquitectura del pasado sea reutilizada de manera flexible a lo largo de distintos períodos de tiempo. La solidez de la arquitectura se usa también para moderar la temperatura mediante el uso de su masa térmica inherente.

P: Para concluir esta entrevista, ¿podríais compartir con nosotros algunas ideas sobre qué tipo de proyectos estáis trabajando actualmente? ¿Hay algún proyecto que queráis mencionar en el que el hormigón visto se utilice de manera nueva / innovadora?

Stanton Williams: Actualmente estamos trabajando en un importante edificio académico de 35,000 m² para University College, London. El carácter y la escala de este edificio nos permite explorar nuevos desafíos relacionados con el hormigón visto. En este proyecto, proponemos diferentes tipos de hormigón trabajando en conjunción. El desafío es permitir que cada tipo exprese sus cualidades y su carácter, al tiempo que contribuye a la forma general del edificio.
La intención es producir un edificio arraigado a su paisaje, con hormigón vertido formando la superficie del suelo tanto interna como externa, y unos muro de hormigón in situ exteriores en el nivel inferior, vertidos en capas estratificadas de mucha textura con agregado visto, haciendo una conexión visual e intelectual con la geología y el legado industrial del lugar. El conjunto del edificio tiene una forma potente, robusta y escultural con paneles de hormigón prefabricados en los niveles superiores de la fachada, reduciendo la visibilidad de las áreas acristaladas para enfatizar la solidez del edificio y su presencia dentro del paisaje del Lower Lea Valley y London’s Olympic Park.

 

Entrevista realizada a:

Stanton Williams
Alan Stanton, Paula Williams, Patrick Richard y Gavin Henderson

Autores: Lara Rettondini. University of Westminster. London
Oscar Brito. Central Saint Martins, University of the Arts London

 

 

Sobre el autor del artículo

Deja un comentario