Centro Hidrotermal Aquavox. Casco Antiguo de Pamplona. España.

Juan M. Otxotorena
Localización: Pamplona
Fecha: 2005 - 2009
Fotografía: Pedro Pegenaute, José Manuel Cutillas


Publicado en TC Cuadernos nº 95 - Juan M. Otxotorena


Formato    Archivo Pdf
Tamaño 9,4 Mb
Páginas 34 
Idioma Español

 

El edificio acoge unas instalaciones deportivas y de salud situadas en el casco antiguo de Pamplona. Es de iniciativa y titularidad municipal. Y el encargo del proyecto se produce una vez que el equipo de arquitectos que lo suscribe resultó adjudicatario del correspondiente Concurso Público, en enero de 2005.
El solar está situado en la calle San Agustín, nº 9-17, y había sido vaciado con ocasión del derribo del antiguo frontón ‘EuskalJai’, tras su adquisición por parte del Ayuntamiento de Pamplona para la construcción de esta dotación. La parcela atraviesa una de las manzanas edificadas del Casco Antiguo, de manera que tiene: dos fachadas contrapuestas a calles paralelas, San Agustín y Merced; y dos lados medianeros, uno recto consistente en la pared lateral del antiguo frontón, y otro de trazado más irregular que se quiebra en colindancia con diversos volúmenes y patios de edificaciones contiguas.
Más allá de las determinaciones generales de alineaciones y vuelos de la parcela, el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Antiguo de Pamplona prescribía para ella la introducción de un pasaje o calle interior de desarrollo longitudinal, perpendicular a ambas calles, cuyo trazado y posición llegaba a concretar. El proyecto asume obviamente estas directrices. En todo caso, al mismo tiempo, trata de mostrarse sensible a la medida en que la construcción afecta a las edificaciones vecinas; y responde con la apertura de patios o eventuales retranqueos a algunas de las más comprometidas de las situaciones generadas en el perímetro de la implantación.
A partir de las consideraciones debidas a su encaje urbanístico, la propuesta pretende constituir una solución idónea para el programa de usos establecido, que corresponde a una dotación deportiva, recreativa y de salud. Y se deduce también de la atención a las numerosas exigencias de la normativa vigente en relación con la naturaleza de este equipamiento, así como a los criterios superpuestos de las variadas instancias administrativas encargadas de su supervisión, aprobación y gestión.
En este marco, en fi n, el proyecto se apoya en dos argumentos fundamentales. Por una parte, el diseño gira en torno al esfuerzo de obtener una iluminación natural suficiente para el conjunto de los espacios interiores del edificio: de hecho, trata de hacer de la necesidad virtud, habida cuenta de las dificultades y constricciones del emplazamiento. Y, en segundo término, arranca de un principio de sectorización del volumen según lotes longitudinales perpendiculares a las calles, que tratan de seguir las directrices del PEPRI; de ahí se deduce la idea que rige el planteamiento de la sección del bloque principal del edificio como una sección compacta que agrupa y relaciona sus espacios de mayor significado y tamaño.

La idea redunda en la disposición de un gran contenedor lineal que evoca el volumen propio del antiguo frontón, atraviesa la parcela de lado a lado, y acumula los espacios de mayor entidad del programa de necesidades, y en especial las piscinas generales y las relacionadas con los usos termales, a los que quiere proporcionar un grado extraordinario de atractivo y confort. Ella permite dar a estos espacios alturas no necesariamente uniformes y, en su caso, mayores de las mínimas establecidas para una planta convencional.
Además, facilita su intercomunicación funcional, espacial y visual. El esquema, en todo caso, se apoya en la existencia de la enorme pared medianera surgida con la desaparición del antiguo frontón: parecía aconsejable apoyar contra ella espacios de verdadera entidad, capaces de prescindir de la ventilación e iluminación natural que pudiera haber procedido de este frente y de las vistas laterales que imposibilita.
Se tiene, a la postre, un edificio dividido en dos partes por una calle interior, atravesada en cotas superiores por pasos elevados que las comunican. Las dos partes del volumen quedan delimitadas por las alineaciones de esta calle interior, en sintonía con el elementarismo de las pautas de la generación de los volúmenes propio de la ciudad histórica; el cual facilita a su vez su lectura, comprensión y control. Las fachadas de las dos partes de la edificación hacia la calle interior que la atraviesa se abren de manera sistemática hacia ella mediante huecos y tratamientos extensivos de un ambicioso grado de transparencia que, por una parte, tratan de resolver las necesidades de iluminación y ventilación natural de los espacios interiores y, por otra, pretenden dotar al pasaje de amenidad, interés y atractivo.
Por lo demás, el diseño está regido por el propósito de alcanzar la máxima claridad y eficacia en la organización de las circulaciones, dentro de las dificultades derivadas de la peculiaridad de la implantación: destaca acaso, a este respecto, la versatilidad y flexibilidad del funcionamiento del área de vestuarios del edificio, ubicada de la mejor manera posible en relación con los recorridos, al efecto de responder idóneamente a las exigencias de orden y comodidad de los usuarios que se dirigen a cada una de las dos áreas funcionales fundamentales del edificio, la hidrotermal y la de gimnasios.

No hay comentarios de clientes en este momento

Escribe tu comentario

Centro Hidrotermal Aquavox. Casco Antiguo de Pamplona. España.

Escribe tu comentario

2,50 €