Centro de Educación Especial de Ernesto Correa Selva

0

Este proyecto final de Ernesto Correa es más que un simple edificio, es un nodo urbano. Desde el principio, el proyecto fue pensado y desarrollado para transformar un área urbana confirmando tanto los espacios urbanos exteriores como los interiores.

La geometría y la forma están trabajando en esa dirección de una manera compleja pero muy precisa. El programa en sí era un compromiso con los aspectos sociales de la arquitectura, y más allá de eso, el proyecto asumió también los aspectos sociales urbanos para integrarse como un todo en la propuesta. El resultado es formalmente brillante, pero sin concesiones a ningún aspecto espectacular. Es un proyecto maduro y altamente desarrollado tanto en las características programáticas como técnicas de la arquitectura. Se ha desarrollado trabajando con todas y cada una de las herramientas que un arquitecto puede usar: series de modelos de diferentes materiales para controlar el volumen y la escala urbana; secciones transversales como referencia para diseñar los espacios; perspectivas y vistas axonométricas para resolver la forma y las articulaciones de la cubierta; y los detalles constructivos para hacer que la propuesta sea lo más real posible. El resultado no es solo un ejercicio, sino un compromiso del estudiante con la profesión. Casi dos años de trabajo sin deterioro en la intensidad y tampoco en la voluntad de aprender a fondo el proceso.
–Ricardo Meri de la Maza, tutor del proyecto.

Descripción del proyecto por parte de su autor

Boceto

Boceto

La idea subyacente de mi proyecto fue crear un refugio seguro para que crezcan los niños con discapacidades mentales y físicas.

Uno de los desafíos que quería superar estaba relacionado con el grosor de los límites, el dentro y el fuera de la escuela. Este problema fue bastante relevante en el patio donde vi que la división estaba hecha por una línea simple; Mi deseo era proporcionar esos límites con un sentido único, transformándolos en espacios útiles capaces de albergar diferentes actividades.

Mi diseño incluye no solo en el edificio, sino también en los espacios públicos en los límites, porque es la integración de ambos elementos lo que proporcionará al proyecto una personalidad única que le permita cumplir su misión.

Maqueta

Maqueta

Podemos apreciar una dualidad en el diseño del edificio. En un lado hay una pieza rígida, delimitada y ortogonal, donde se llevarán a cabo las actividades normales, como comer, dormir o estudiar. Y, por otro lado, una pieza orgánica y fluida, respaldada por dos áreas de juego donde se realizarán actividades de tiempo libre como la hidroterapia o el aula-hogar, en esta área los niños desarrollarán habilidades importantes para su vida diaria.

Como podemos ver, el dualismo no ocurre solo en el nivel del suelo sino también en la sección del edificio, con una altura variable en el techo en la parte orgánica del edificio (desde los 3m hasta los 8m) y el techo plano en el rígido. La topografía del techo está dada por esta dualidad, que está fuertemente en diálogo con el emplazamiento y el entorno.

Recreación del espacio

Recreación del espacio

Recreación del espacio

Recreación del espacio

Alzados

Alzados

Planta

Planta

Secciones

Secciones

Ficha del proyecto

Alumno: Ernesto Correa Selva

Escuela: Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas UCH-CEU Cardenal Herrera (Valencia, España)

Año: 2015

Nota: Matrícula de Honor (10)

Tutor: Ricardo Meri de la Maza

 

Sobre el autor del artículo

Deja un comentario