Picharchitects y 2BMFG ganan los Premios Cerámica de Arquitectura e Interiorismo

0

Picharchitects y 2BMFG han sido premiados, en la categoría de arquitectura,  en los Premios Cerámica organizados por ASCER por El Centro de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Centro Investigación Picharchitects 2BMFG

Centro de Investigación. Fotografía: Aldo Amoretti

El primer premio ha sido otorgado por el jurado a Picharchitects y 2BMFG por “el uso innovador de la cerámica y el contexto en el que se utiliza el material, que se mimetiza con parte del entorno. Esta fachada es una piel permeable cerámica, que permite la comunicación del interior con el exterior a nivel visual pero a su vez, le da una identidad camaleónica con el exterior”.

Una piel cerámica permeable de la misma gama cromática que los pabellones históricos de Domènech i Montaner.

La piel cerámica está compuesta de un sistema de piezas planas con un pliegue a modo de alero. Permite que dependiendo de la orientación de cada fachada se resuelva con diferentes posiciones garantizando una permeabilidad visual en las estancias interiores. Además de conseguir una máxima protección solar cuando el sol incide sobre la fachada y a su vez impedir ver directamente desde el exterior.

Picharchitects 2BMFG Premios Cerámica

Centro de Investigación. Fotografía: Aldo Amoretti

La gama cromática según la incidencia de la luz se descubre a lo largo del día pudiéndose observar diferentes tonalidades. Esto, por lo tanto, consigue que el edificio se integre exteriormente en el recinto histórico gracias a los materiales, texturas y colores. Y a su vez, interiormente dota al espacio de los investigadores de privacidad y luz tamizada.

Esta piel cerámica envuelve el edificio al completo desde el techo de la planta de acceso hasta la cubierta. La última planta se ha planteado como espacio de recreo y convivencia con piezas cerámicas de la fachada.

Picharchitects y 2BMFG de esta manera han conseguido humanizar y dar vida al espacio.

Picharchitects Premios Cerámica

Centro de Investigación. Fotografía: Aldo Amoretti

El edificio de 9.700m2 forma parte de un conjunto de edificios destinados a la investigación. Está situado entre la antigua Casa de la Convalescència y el hospital nuevo. Rodeado de edificios modernistas declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, los cuales han sido referentes en este nuevo proyecto.

Desde su inicio se concibió como un proyecto ambicioso. Con un diseño arquitectónico y constructivo con máximas prestaciones, el mínimo coste ambiental, material y económico: con un consumo energético cercano a cero.

 

El proyecto se compone de volúmenes con una geometría clara, potente y maciza. A su vez, este concepto se contrapone a la visual que genera al elevarse por encima del espacio público, consiguiendo una sensación liviana y una permeabilidad urbana gracias a porches de 12m volados. Estos vuelos dan acceso al interior del recinto convirtiéndose así, el Centro de Investigación, en la “nueva puerta de acceso” al recinto de Sant Pau.

Las plantas bajas del edificio quedan totalmente abiertas conectando directamente con la ciudad y su entorno. Esto quedo acentuado gracias a la disposición del mismo pavimento que la acera de la calle y pone en valor su carácter de acceso público y urbano.

Plano planta baja Picharchitects

Los arquitectos han realizado un estudio exhaustivo de los flujos de circulación interior, optimizando los recorridos, minimizando los pasillos y, sobre todo, se ha optado por dotar al edificio de espacios amplios de relación de una manera repartida a lo largo de todo el edificio.

Picharquitects y 2BMFG han diseñado un edificio convertible y cambiante, donde la flexibilidad en la adaptación de futuras modificaciones de uso en cuanto a distribución interior es completa.  Los espacios de 80x11m sin pilares ni instalaciones, sin embargo, favorece con gran sencillez el cambio de uso mediante tabiques y mamparas móviles.

Interior centro investigación Sant Pau

Centro de Investigación. Fotografía: Aldo Amoretti

Por otro lado, estos espacios amplios se consiguen gracias a una estructura portante de dos únicos pórticos metálicos situados en el perímetro. Junto a un anillo central permiten apoyar los forjados pretensados de gran luz creando dos vanos continuos. Además, sobre estos pórticos metálicos se encaja los módulos de la carpintería metálica y el entramado cerámico queda colgado y sujeto a la estructura del edificio.

La gran labor de investigación de las estrategias pasivas de un diseño arquitectónico eficiente, han conseguido reducir el consumo de energía y obteniendo la máxima certificación energética: Leed Platinum. En conclusión, uno de los puntos fuertes es su apuesta por crear un edificio desmontable de economía circular: queda garantizado que el edificio se pueda reformar íntegramente e incluso reutilizar sus piezas sin necesidad de demolerlo ampliando sustancialmente su vida útil.

 

Para saber más sobre Picharchitects puedes consultar el monográfico nº 106 publicado por TC Cuadernos.

 

 

Sobre el autor del artículo

Arquitecta | Editora de contenidos

Deja un comentario