Earth Houses, BCHO Partners Architects

0

BCHO PARTNERS ARCHITECTS
ENTRE LA TIERRA Y EL AIRE

Concrete Box BCHO Partners

Concrete Box House. BCHO Partners Architects. Photo: Wooseop Hwang

Autores del texto: Pasqual Herrero Vicent y Francisco Leiva Ivorra

La presente introducción al número 27 de En Blanco. Revista de Arquitectura relata un viaje de descubrimiento sobre la obra del arquitecto coreano ByoungSoo Cho, fundador del estudio BCHO Architects. Así, a través de esta monografía, se da a conocer la sensibilidad de este estudio de arquitectura, a partir de la visita física a una serie de casas integradas en el paisaje y cuya abstracción actúa en continuidad con la naturaleza en la que se inserta; casas, que bajo la denominación Earth Houses, configuran el inicio de un proceso de análisis y materialización de las arquitecturas de hormigón visto, concebidas en base a la tradición y la experimentación constructiva.

La expedición se llevó a cabo durante varios días, por distintos lugares de Corea, comprendiendo y viviendo un conjunto de proyectos que investigan arquitecturas que se entierran,que desaparecen en el lugar; espacios excavados que muestran las distintas formas de relacionarse con los elementos más elementales de la naturaleza, tales como la tierra, el aire, el cielo, el sol, la lluvia, el viento, los árboles… arquitecturas conceptuales con gran carga simbólica y sensorial para aquellos que las habitan.

EL ESTUDIO

BCHO Architects tiene su estudio en la ciudad de Seúl, en un edificio en varios niveles. La planta enterrada alberga una galería-archivo donde se conservan esculturas, maquetas y pinturas de proyectos, concursos e investigaciones. En las otras dos plantas se organizan las áreas de trabajo, espacios abiertos donde arquitectos, ingenieros y diseñadores trabajan conjuntamente rodeados de grandes maquetas a distintas escalas y construidas con materiales diversos. El estudio se viste con estanterías de libros, esculturas, cuadernos de viaje, dibujos, bocetos y escritos que conservan los recuerdos de la trayectoria de ByoungSoo Cho desde su nacimiento, incluyendo el periodo universitario desarrollado entre Estados Unidos y Europa. Junto a la sala de reuniones y el despacho del arquitecto, un espacio que se abre al cielo, una gran terraza con jardín protegida del exterior en donde reunirse a conversar con amistades y visitas.

Y en este escenario, una tarde de septiembre, nos recibe ByoungSoo Cho. En la mesa hay un par de libros seleccionados para la ocasión y una serie de cuadernos repletos de dibujos y planos de su época de formación en los Estados Unidos. De sus inicios como arquitecto en los años 1990 es interesante su asociación con su hermano, constructor, siendo un gran apoyo en la materialización de sus primeros proyectos. Su trayectoria constante y su actitud de exploración a lo largo de treinta años de actividad como arquitecto, compaginando la profesión y la docencia en escuelas de arquitectura de Corea, Europa y Estados Unidos, ha convertido a ByoungSoo Cho en un arquitecto de prestigio en su país, no solo constatado por los premios otorgados sino por el papel que supone su arquitectura y urbanismo en Corea del Sur. La pasión por entender y explicar el mundo desde la arquitectura es algo que sigue muy vivo en la personalidad de ByoungSoo Cho, una actitud infatigable de conocimiento y experimentación que hace que sus proyectos se impriman de la sensibilidad experimentada en su vida, sus recuerdos y sensaciones.

LA ARQUITECTURA

El enfoque de su arquitectura pone en relación algunas ideas que son constantes en las Earth Houses:

BCHO Partners Earth Houses

Earth Houses- Dibujos de Francisco Leiva

La atención hacia el lugar y el paisaje. Su arquitectura se integra de una forma conceptual y poética, a menudo enterrándose, desapareciendo o disolviéndose con el cielo.

La búsqueda de lo esencial. Las respuestas de la arquitectura respecto del lugar, el programa, el usuario e incluso la materialidad, van en busca de lo esencial. Un gesto abstracto, estético y conceptual, pero que se llena de matices en consonancia con el lugar, las estaciones, el paso del tiempo…

El interés por la construcción. Su arquitectura es sincera y audaz en la utilización de los sistemas constructivos, en la investigación y renovación de técnicas tradicionales y en la reutilización y reciclaje de los materiales. Es por ello, que existe continuidad proyectual entre la tradición, simbolismo, y la contemporaneidad, espíritu de la época.

El trabajo experimental con lo material. El diálogo de los materiales tradicionales -piedra, madera, tierra, cerámica- junto con el valor aportado por la huella de la espontaneidad de los oficios y sus imperfecciones es trabajado en armonía con la utilización e investigación de los nuevos materiales como marcos más abstractos.

La experiencia y la percepción del usuario. Siempre existe una búsqueda de la vivencia del espacio como fenómeno sensorial, un concepto derivado de la filosofía del Taoísmo de Lao-Tse y los conceptos del Tao Te Ching. El valor de la tradición ceremonial en la percepción de los espacios se muestra en los recorridos de acceso, los sonidos, las texturas, la dimensión de los elementos, las referencias a la tradición, a la memoria,…el patio como paradigma de un espacio esencial, sencillo y espiritual. Todos estos elementos ponen en valor la vivencia del usuario sobre la arquitectura.

 

LA EXPEDICIÓN

El viaje guiado por ByoungSoo Cho traza un recorrido geográfico -desde el norte al sur de Corea y cronológico -desde sus primeros proyectos hasta sus últimas obras todavía en construcción. La secuencia ayuda a entender la forma de responder de cada proyecto a cada paisaje: desde la arquitectura insertada en el bosque, en la ladera de una montaña, frente a una bahía, o construida en el paisaje urbano y complejo de la ciudad de Seúl.

El primer atardecer sucede en una de sus casas de hormigón enterradas en el paisaje, la Concrete Box House, una casa-refugio en una colina tranquila de un bosque frondoso. Esta vivienda se concibe como un pequeño edificio de muros de hormigón semienterrados, abstractos, protegidos y másicos desde el exterior, pero abiertos en su interior a un patio central que abre la casa al cielo.

earth houses BCHO

Concrete Box BCHO Partners. Photo: Wooseop Hwang

El interior es más delicado en sus detalles, con materiales tradicionales como la estructura de columnas de madera que soportan la cubierta de hormigón. La vegetación y el agua del patio aportan frescura, reflejos, y una relación de conexión con los cambios del paisaje, el cielo, el sol y las estrellas. La velada, entorno a una gran mesa de madera junto al patio, se entremezcla con dibujos y anécdotas del proceso de construcción, ilustrando como la cubierta que nos protegía de la intemperie era sencilla en concepto y ejecución. Se había impermeabilizado únicamente mediante un tratamiento tradicional de curado de la superficie del hormigón por medio de pequeños golpes realizados con piezas de madera sobre la superficie de forma repetida en los momentos del fraguado.

Concrete box BCHO Partners

Concrete Box BCHO Partners. Photo: Kim Jongoh

La noche prosigue con un recorrido a través del bosque, descendiendo la colina con unas linternas bajo la oscuridad de un cielo estrellado, hasta el refugio donde dormir: la Earth House. La percepción de un rectángulo iluminado en mitad de un claro nos acoge, y una escalera de hormigón que se introduce en el terreno por una rasgadura nos invita a bajar. Una pequeña puerta metálica pesada, deja paso a un patio que mira al cielo, con suelo de gravas que suenan suaves a cada paso en la noche. La casa es un pequeño espacio de meditación y está construida en honor a Yoon Dong-joo, un poeta coreano que escribió hermosos poemas sobre el cielo, la Tierra y las estrellas. La arquitectura tradicional, la integración con la naturaleza y lo ceremonial están muy presentes en el diseño de la casa.

Earth House BCHO Partners

Earth House BCHO Partners. Photo: Wooseop Hwang

En el porche, sobre las losas de piedra y protegidos por el techo de madera, la conversación a la luz de las estrellas gira entorno a la construcción de los muros con la tierra compactada de la misma excavación. Las proporciones de las estancias están basadas en el Kan, el módulo tradicional de Corea, que corresponde con 1,81cm y define la dimensión de las pequeñas estancias.

Earth House BCHO Partners

Planta y sección Earth House BCHO Partners

Y al amanecer, el patio abierto al cielo, ahora azul y despejado aunque rodeado por las copas de los árboles del bosque, nos muestra como las paredes de hormigón de los muros que nos delimitan presentan incrustadas secciones circulares de tronco de árbol que parecen querer reforzar el significado de la excavación del terreno bajo la cota de los árboles.

Earth House BCHO Partners

Earth House BCHO Partners. Photo: Wooseop Hwang

A lo largo de la mañana visitamos la tercera casa, situada en lo más alto de la colina con vistas hacia los campos de arroz del valle de Yangpyeoung. La Tilt Roof House es una casa de hormigón enterrada en una pendiente, que se implanta respondiendo a el Ki, el término tradicional para la energía universal que impregna todas las cosas en la cultura oriental.

Tilt Roof House Corea

Tilt Roof House BCHO Partners. Photo: Sergio Pirrone

La casa trata de respetar el flujo de energía natural de las montañas existentes hacia el paisaje, y por ello, su plano de cubierta se pliega con la topografía: la pendiente suave de hormigón permite usar distintos espacios excavados en la cubierta, abriéndose hacia las mejores vistas del paisaje de arrozales. Al igual que las otras dos viviendas, la arquitectura se inserta en el paisaje teniendo un fuerte vínculo con la tierra pero aprovechando la oportunidad de abrirse al cielo, bien mediante la perspectiva del patio o bien a través de la relación de la geometría de la cubierta con la topografía del terreno.

Tilt Roof House Corea

Planta Baja Tilt Roof House BCHO Partners

La expedición prosigue hacia el sur, hasta un entorno natural de pradera verde rodeada de un bosque, pegado a la costa de la bahía sur coreana. El proyecto de la Jipyung Guest House introduce un uso turístico pero con sensibilidad paisajística, pretendiendo conservar los valores naturales y ambientales requeridos.

Jipyung Guest House Corea

Jipyung Guest House BCHO Partners. Photo: Sergio Pirrone

El concepto del proyecto no es otro que: recortar un espacio en el terreno, enterrar la arquitectura bajo la vegetación y fundirse en el horizonte. Así, las cubiertas verdes hacen desaparecer todo rastro de la arquitectura desde las perspectivas al aproximarse al lugar.

Jipyung Guest House Corea

Jipyung Guest House BCHO Partners. Photo: Youngtae Park

El acceso mediante rampas descendentes materializadas con pavimento de piedras dispersas junto a la vegetación completamente envolvente -sin olvidar las libélulas que habitan el paisaje- evidencian la disolución de la arquitectura en el entorno, mostrando el vínculo del proyecto y la preexistencia natural. En la parte inferior, las habitaciones de los pabellones de invitados se rebajan al nivel de la topografía natural, la línea de costa, mientras los muros de hormigón se diluyen en un paisaje de grietas y desgastes, al mismo tiempo soporte de diversas especies de vegetación.

Jipyung Guest House Corea

Jipyung Guest House BCHO Partners

Y tras la vivencia de la arquitectura en emplazamientos naturales, la vuelta a Seúl finaliza con la visita a dos casas insertadas en el tejido urbano de una ciudad de trama compleja, pero que no por ello no dejan de lado la relación con el plano de suelo ni la voluntad de apropiarse de un trozo de cielo. La primera investiga, la siempre complicada decisión del arquitecto que proyecta su propia casa, es por tanto la actual residencia de ByoungSoo Cho.

 

La Four Box House está construida en un paisaje rocoso en una de las montañas del entorno de la ciudad: un refugio tranquilo en la bulliciosa Seúl. El concepto de cuatro cajas de hormigón dispuestas alrededor de un patio para buscar un lugar de intimidad, reinterpreta la arquitectura tradicional coreana.

Four Box House Corea

Four Box House BCHO Partners

La materialidad del hormigón, con una textura de entablillado vertical que deja pasar la rebaba entre tablas, potencia la textura de las sombras que produce el giro del sol a lo largo del día. Un árbol y un estanque introducen la naturaleza en el espacio central del patio, el corazón de la casa se abre al cielo como una gran ventana abstracta.

Four Box House Corea

Four Box House BCHO Partners

La última visita es un acercamiento a la inspiración desde el arte moderno coreano del Dansaekhwa, caracterizado por las pinturas abstractas monocromáticas. El encargo de la GIZI House para Park Seobo, uno de los pintores más importantes e influyentes del arte contemporáneo en Corea, recoge un programa complejo trabajado desde la sección y la relación con el skyline de la ciudad: una galería de exposiciones, el espacio de producción artístico, un archivo para su obra y la vivienda para el pintor y su familia.

Gizi House Corea

Gizi House BCHO Partners. Photo: Kim Yong Kwan

La resolución de los diferentes programas en distintos volúmenes de hormigón superpuestos, define una sección de alturas variables según las necesidades de cada espacio. Cada uno de estos espacios se abre a diferentes patios y jardines interiores protegidos del exterior mediante una nueva materialidad: una piel metálica plegada y perforada, que aporta el grado de intimidad y filtra la imagen del paisaje urbano desde el interior. La visita al edificio, en compañía del pintor y su familia, incluye la introspección en el archivo, de modo que pudimos contemplar la pintura conocida como Ecriture No.160214, la búsqueda por representar el color el aire. La inspiración impregna esta arquitectura al definir una fachada que desmaterializa el edificio desde el exterior disolviéndolo con el aire, hacia el color del cielo.

Gizi House Corea

Gizi House BCHO Partners. Photo: Kim Yong Kwan

Y así finaliza este viaje a través de la arquitectura de ByoungSoo Cho. Desde los tonos marrones de la tierra compactada al azul del cielo coreano, ambos colores combinados con el gris del hormigón visto texturizado que enmarca todas las visuales, escavadas y aéreas.

Entre la tierra y el aire… hormigón.

“El Tao (el Camino) que puede ser nombrado no es el Tao Eterno. El nombre que puede ser pronunciado no es un Nombre Eterno. Lo Innombrable es el origen del Cielo y la Tierra.”
Lao Tse Tao Te Ching, fragmento del capítulo 1.

Si te ha gustado el recorrido por la Arquitectura en Corea a través de las Earth Houses de BCHO Partners Architects a través de sus viviendas unifamiliares y quieres profundizar más, te recomendamos consultar el nuevo libro En Blanco nº27.

Por último, para conocer más acerca de arquitectura residencial, puedes consultar los libros Temas de Arquitectura: viviendas unifamiliares. Y además toda nuestra colección sobre Arquitectura Residencial.

Sobre el autor del artículo

Deja un comentario