Arquitectura para convivir. Santatecla Arquitectos

0

El artículo desarrollado por Luís Carratalá Calvo, presente en la publicación Santatecla Arquitectos. 2002-2011, dentro de la colección Monografías de Arquitectos, presenta la obra de los arquitectos valencianos y sintetiza los elementos argumentales fundamentales que componen cada uno de los edificios que integran la obra del estudio durante el periodo comprendido entre 2002 y 2011.

Arquitectura para convivir

En una profesión de medios y largos plazos de constatación de resultados, el periodo 2002-2011 supone para Santatecla (Roberto y Pepe) su consolidación profesional y para todo el equipo de Santatecla Arquitectos S.L.P., la formación de un completo y eficaz grupo de trabajo con una sorprendente capacidad de respuesta ante cualquier reto. En el periodo anterior a este, desde sus inicios en la profesión en el año 1986, nos hemos permitido acometer algunos concursos en los que los intercambios de opinión y debates sobre la interpretación del lugar, las propuestas alternativas, la manera de comunicarlas, dónde poner el énfasis y hasta cómo dibujarlas, han sido experiencias enriquecedoras, incluyendo el buen humor en el ambiente conseguido, no siempre presente en estas circunstancias.

La temprana incorporación de Roberto y Pepe a las tareas docentes del Taller 2 de Proyectos Arquitectónicos en la Escuela de Arquitectura de Valencia (Universidad Politécnica), ha ayudado a configurar sus proyectos como instrumentos de investigación y sus obras tienen una componente didáctica que las convierten en objeto de aprendizaje. En esa estela del trabajo en la Escuela se han incorporado también Sara y Nico, estimulados por el hacer de aquellos. La precisión del análisis del proyecto a desarrollar, la racionalización y conceptualización de sus componentes, la simplicidad en el tratamiento de sus partes sistemáticas o singulares, sus articulaciones y la claridad que transmite a partir de recursos extremadamente modestos, lo convierten en el atractivo de lo que está al alcance de la mirada humana, por su claridad y su sencillez. Avala esta apreciación por una parte, la observación de
los edificios aquí representados que luego se comenta y por otra la consideración de que todos ellos han sido promovidos por la administración autonómica, administración local y por la Universidad Politécnica dentro de sus programas normales de inversiones y se han ejecutado sin superar ni en un euro, los austeros presupuestos con los que estos programas se financian.

La publicación presenta siete grupos temáticos; viviendas, arquitectura escolar y universitaria, centros de salud, edificios de oficinas, equipamiento de bomberos y protección civil, y arquitectura para el deporte (“Ciutat de la Pilota” en Moncada, Valencia). En todos ellos encontraremos los componentes didácticos a que nos hemos referido de forma genérica, así como la claridad y sencillez en su expresión construida. – Los tres grupos de viviendas son de muy heterogénea implantación. El edificio de 8 viviendas de la plaza Viriato del Barrio de Velluters en Valencia, está acompañado en ese ámbito exclusivamente por edificios públicos de una deliberada neutralidad compositiva, y que junto a las proporciones de la plaza, producen una tensión hacia el frente de manzana que ocupa, haciendo que presida el conjunto sin pretenderlo. De este modo, el compromiso aumenta, y sin embargo el edificio se resuelve en su composición utilizando los recursos propios de la arquitectura tradicional del barrio, sin ceder a la imitación ni a la simetría, al potenciar el giro hacia la calle EnSendra con la ayuda de la logia de la 4ª planta. En Riu Sec, la edifiación aislada, en zona de ampliación urbana y el desarrollo en altura, dan pie al sistematismo tipológico y a la prefabricación constructiva que le caracterizan y le hicieron acreedor del Primer Premio de Arquitectura del COAV entre 2007-2008-2009. Las viviendas tuteladas de Picanya responden en su organización a la interpretación de una determinada forma de vida en comunidad, traducida en términos de arquitectura actual, creando “lugares” de distinta cualificación entre los extremos de privacidad y de comunidad.

Los cinco ejemplos de arquitectura escolar son cuatro adaptaciones espaciales de unos esquemas funcionales muy homogéneos, en donde priman la colonización “total” de la parcela escolar sin residuos, la especialización funcional por cuerpos homogéneos y su adecuada articulación ayudándose de los espacios intermedios no programáticos. En los casos del IES de Montserrat y del IES de Torrent en una disposición compacta, y en los centros de Infantil y Primaria de San Vicente del Raspeig y de Gandia de forma más esponjada y con una mayor implantación urbana en términos de escala de edifi cio público, en especial el primero de estos dos. El centro integrado de Ademuz, con Educación Infantil, Primaria y Secundaria, asume además un radical cambio de escala al integrarse en la cadena de edificios dotacionales yhoteleros que, adaptándose al sinuoso trazado de la calle carretera configuran el podio paisajístico de la población. La intervención en la Universidad Politécnica es una secuencia en el tiempo de mayor complejidad; comienza con la intervención en el Rectorado y en el Paraninfo reinterpretando la preexistencia y aportando una nueva cualificación espacial y material. El alargado edificio de departamentos de informática se incorpora en el complejo del primer politécnico, aportando la dimensión vertical y una expresión tecnológica acorde con el oficio de los usuarios y que se mantiene en la ampliación de la Escuela de Informática con la implantación del espacio – patio que la relaciona a su vez con el esquema funcional de aquella, sobre la que también se interviene reordenando sus espacios interiores.

Los centros de Salud de Elche y Bellreguard, tienen en común la rotundidad volumétrica que los caracteriza con dos implantaciones radicalmente distintas, en Elche, integrándose en el palmeral, del que emergen dos volúmenes prismáticos articulados por encima de la trama de muros, que delimitan su espacio exterior. En el caso de Bellreguard el volumen cúbico casi hermético sobre otra trama de muros, se aísla del medio urbano próximo y
opresivo para obtener la intimidad del usuario vinculada a los patios luminosos que forman el corazón y el perímetro del edificio en planta baja.

Santatecla Arquitectos. Centro de Saludo en Bellreguard

Santatecla Arquitectos. Centro de Saludo en Bellreguard

Los edificios de oficinas del Servef en Castellón y Gandía, ambos entre medianeras, tienen a su vez elementos en común orientados a obtener y percibir los espacios “contenidos” como espacios amplios, con la luz como aliada y relacionándose con la calle con el recurso en abstracto del vidrio opalino o el tensado textil, que componiendo un sistema de doble fachada identifican al edificio público en un medio urbano de edificios de vivienda.

– En situaciones urbanas y topográficas muy distintas (el perfil plano del suelo valenciano y el accidentado de Segovia), los proyectos “Edificio de Protección Civil, Parque de Bomberos y Jefatura de policía Local de Segovia” y el“Museo de Bomberos y Edificio de Dirección del Servicio de Bomberos, Prevención e Intervención en emergencias de Valencia”, tienen la condición de integrar en su programa requerimientos distintos, con programas y usos independientes; la respuesta ofrecida tiene elementos que nos permiten reconocer la forma de hacer de los autores, en ambos casos los “ vacios “, lo no construido, lo reconocible como atrios, es lo que en Valencia relaciona la propuesta con el vecino parque actual de Bomberos y en Segovia, ese espacio vacío, estabiliza el conjunto edificado en la pendiente del terreno y a su vez orienta el complejo hacia el paisaje lejano, la Sierra.

En la “Ciutat de la Pilota”, ambicioso proyecto de la Generalitat Valenciana para promover y potenciar la práctica del juego de la Pelota valenciana, es también el espacio vacío, calle o plaza interior el que a su vez organiza y articula en dos niveles el movimiento del público arriba y el de los deportistas abajo, en el centro del recinto acotado y definido por las propias construcciones deportivas tan diversas.

Para terminar esta presentación quiero recordar a Jose Antonio Coderch (Domus, Noviembre de 1961) en su artículo “No son genios lo que necesitamos ahora”. Necesitamos arquitectos preparados, con los pies en el suelo, que actúen con disciplina, rigor y sentido común, que sean productores de la buena arquitectura que demanda nuestra sociedad y con la que es fácil convivir tal como nos demuestran estos proyectos, todos ellos materializados o en trance de serlo…

Santatecla Arquitectos. Viviendas de Protección Oficial en Velluters

Santatecla Arquitectos. Viviendas de Protección Oficial en Velluters

Luis Carratalá Calvo

Sobre el autor del artículo

Deja un comentario